CRUZ ROJA LA TIENE PREPARADA

Agüimes pone "excusas" para autorizar una carpa para las personas que llegan en pateras

El delegado del Gobierno asegura que el comienzo del curso escolar supondrá también que el Estado tendrá que devolver parte de los recursos que le han sido prestado para atender a los migrantes, como residencias de estudiantes y pabellones.

Canarias - 7/21/2020 EFE
Informa Cristina Quesada.
El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha lamentado que el Estado no haya obtenido “la respuesta que esperaba” del Ayuntamiento de Agüimes para habilitar un centro temporal de atención a inmigrantes en Arinaga.

“No sabemos” si se pondrá en marcha, porque la Delegación del Gobierno aún no tiene una “respuesta” por parte de la corporación local, ha dicho Pestana en la rueda de prensa posterior a la incorporación del municipio de Agaete al Sistema de Seguimiento Integral en casos de Violencia de Género (Viogén).

Según ha apuntado, el Ayuntamiento ha mostrado una actitud “negativa, buscando todo tipo de excusas para dar un no”, algo que “desilusiona” a la Delegación del Gobierno en Canarias por “el trabajo que se está haciendo” desde ella y también desde organizaciones como Cruz Roja.

Cruz Roja “estaba muy interesado en ese centro porque le permite concentrar unos recursos que ahora tiene dispersos en muchísimos centros”, ha dicho.

“Estas decisiones se tienen que tomar con cierta rapidez o buscar alternativas”, y la Delegación del Gobierno “sigue trabajando en una red de centros estable” para dar acogida a los inmigrantes que llegan a las islas.

El delegado del Gobierno en el archipiélago ha señalado que, “mientras se cierra cada vez más el Mediterráneo, llegan más a las costas de Canarias. Es insólito porque en el mes de julio del año pasado no llegó ningún inmigrante y ahora estamos viendo una llegada importante”.

“Nadie puede gestionar una competencia con normalidad cuando tienes seis o siete veces los usuarios que tenías hace un año. Eso hace muy difícil”, ha recalcado tras explicar que el Ministerio de Migraciones está “desbordado por la situación”.

En cuanto a la negativa a poner en marcha el campamento en Arinaga, Pestana lo ha considerado “una pena” porque se trataba de “un recurso intermedio previsto para, mientras se alcanzaba a tener esa red estable rehabilitada, poder tener un recurso” que paliara el repunte en la llegada de inmigrantes a las islas.

Ante esta situación, el delegado del Gobierno ha solicitado la colaboración del resto de entidades y administraciones pública, dado que “no es problema sólo del Estado”, pues Canarias es “frontera sur y, como tal, todos tienen que echar una mano”.

Asimismo, ha recordado que el comienzo del curso escolar supondrá también que el Estado tendrá que devolver parte de los recursos que le han sido prestado para atender a los inmigrantes, como residencias de estudiantes y pabellones.

Preguntado por las embarcaciones acumuladas en el muelle de Arguineguín, Pestana ha asegurado que es un problema que “se está solucionando” y que “se están tramitando formalmente los expedientes para poder proceder a su destrucción”.