Acuerdo para potenciar la mediación familiar en Las Palmas de Gran Canaria

La firma del convenio, que ha coincidido con el Día Internacional de la Mediación, ha reunido al viceconsejero de Justicia, Pedro Herrera, y la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Rosa Viera.

Canarias - 21/01/2015 EFE
La Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno canario y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria han suscrito un convenio que impulsará la mediación en el ámbito familiar, para facilitar un cambio hacia la cultura del diálogo y el acuerdo.

La firma del convenio, que ha coincidido con el Día Internacional de la Mediación, ha reunido al viceconsejero de Justicia, Pedro Herrera, y la concejala de Asuntos Sociales de la Corporación, Rosa Viera, quienes han destacado los innumerables beneficios de orden social que promueve y genera la mediación.

El Ayuntamiento creará un Punto de Mediación Municipal que divulgará la mediación, orientará a los ciudadanos, informará, auxiliará y contactará con las partes, además de remitir el expediente a la Sección de Mediación de la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia del Ejecutivo regional.

Por su parte, la Consejería realizará actividades formativas en materias de mediación familiar destinadas a los profesionales de los equipos de la Unidad Técnica de Familia e Infancia de la ciudad.

Asimismo, establecerá un mecanismo de coordinación entre profesionales de las dos administraciones para el intercambio de experiencias, metodología y prácticas en la materia.

Pedro Herrera ha asegurado que es "imprescindible" poner en marcha los mecanismos que sean necesarios para crear una cultura de la mediación como "fórmula de resolución de conflictos" entre las partes, ya que, ha destacado, "la vía judicial no es el único camino para alcanzar acuerdos".

A su juicio, la mediación es un sistema "eficaz y útil" para la resolución pacífica de conflictos, porque son "evidentes sus resultados positivos" tanto para las personas involucradas como para su entorno y, también, "favorece el mantenimiento de las relaciones en el futuro y garantiza para la ejecución voluntaria de los acuerdos".

Herrera ha puntualizado que el convenio, de naturaleza administrativa y de vigencia indefinida, no supone ningún coste a las administraciones al utilizarse los recursos propios que ya existen.

Para velar por la coordinación entre las dos administraciones en las actuaciones en materia de mediación y estudiar con carácter permanente los asuntos relacionados con la misma se creará una comisión de seguimiento.

El viceconsejero de Justicia ha informado de que este es el segundo acuerdo que alcanza el Gobierno con un consistorio canario -el primero fue Telde- y que el propósito es extenderlo a un mayor número de municipios.

En ese sentido, ha destacado que era necesario llegar a un acuerdo con la capital grancanaria porque de los 350 mediadores registrados en Canarias, 173 residen en esta ciudad.

Por su parte, Rosa Viera ha subrayado que el Ayuntamiento siempre ha estado "muy cercano" a las necesidades de las familias y ha calificado como "muy importante" difundir la mediación al máximo número de personas.

Viera ha destacado que "desde ya" se puede acceder a este servicio de mediación, en el que Las Palmas de Gran Canaria ya tuvo una experiencia pionera de acuerdo extrajudicial con los vecinos de Pancho Guerra afectados por el derrumbe de un muro.

"Sabemos que la mediación va a ser un éxito seguro, pero habrá que esperar a un año para poder valorarla", ha dicho la concejala capitalina de Asuntos Sociales, quien ha agregado que los trabajadores del servicio municipal están "encantados" con esta nueva labor.

La mediación familiar es un procedimiento gratuito extrajudicial y voluntario en el cual un tercero acreditado informa, orienta y asiste, sin facultad decisoria propia, a los familiares en conflicto, para facilitar vías de diálogo y acuerdos justos, duraderos y estables que eviten el procedimiento judicial, acabe con los ya iniciados o reducir su alcanc