EUROLIGA

El Granca recobra la confianza ante el Darussafaka turco (84-64)

Los canarios suman su séptima victoria en la Euroliga, con el estreno de Pedro Martínez al frente del banquillo.

Baloncesto - 15/03/2019 EFE
Imagen EFE. Ondrej Balvin, del Herbalife Gran Canaria, disputa un rebote con Oguz Savas  y Jeremy Evans, jugadores del Darussafaka de Estambul. Imagen EFE. Ondrej Balvin, del Herbalife Gran Canaria, disputa un rebote con Oguz Savas y Jeremy Evans, jugadores del Darussafaka de Estambul.
Un Herbalife Gran Canaria especialmente intenso en defensa y atinado en ataque logró ante el colista Darussafaka Estambul su séptimo triunfo en la Euroliga de baloncesto (84-64), en el debut de Pedro Martínez como técnico del conjunto isleño.

La escasa importancia que concedió al choque el tercer entrenador en el presente curso del Herbalife quedó de manifiesto al comienzo del choque, con la inclusión del joven canterano Balcerowski en el quinteto inicial, aunque el polaco quiso reivindicar con intensidad y puntos un mayor protagonismo en lo que resta de temporada.

El conjunto otomano de Selcuk Ernak se fue en el marcador aprovechando la falta de acierto en el tiro del cuadro insular y Martínez tuvo que parar el partido con 4-11 en el ecuador del primer cuarto.

Sin embargo, los grancanarios reaccionaron y de la mano del siempre efectivo Marcus Eriksson igualaron a 15, si bien Darussafaka acabó adjudicándose el parcial por tres puntos (15-18).

Los visitantes volvieron a distanciarse al inicio del segundo cuarto gracias a un entonado Ozmizrak (19-25), pero Herbalife revertió minutos después la situación merced a un parcial de 12-0 rematado con dos puntos de Balvin (31-25), y llegó al descanso con siete de renta (37-30).

El 'Granca', muy intenso en defensa, amplió su renta tras el paso por vestuarios (44-35) y el técnico del conjunto turco tuvo que pedir tiempo muerto para intentar recomponer a los suyos, aunque Balcerowski elevó la renta a once con un celebrado mate, y Vene situó a continuación el 48-35 instantes antes de que Brown abandonase la cancha debido a un golpe.

Darussafaka intentó acercarse en el electrónico, pero los triples de Radicevic y Eriksson no daban opción alguna al equipo turco, que perdía por al término del tercer cuarto (60-47).

Herbalife Gran Canaria metió la directa en los primeros compases del último parcial y se fue de veinte con 5 puntos consecutivos de Jefferson y otra canasta de Hannah (67-47).

Los locales se gustaban y deleitaban de paso a los aficionados en un contraataque que comenzó con tapón de Jefferson y culminó con un pase de Paulí para que machacase el aro Wiley, acción esta última que se repitió en la siguiente acción atacante de los amarillos (72-47).

El Gran Canaria Arena era una fiesta, con los seguidores isleños celebrando el triunfo a pesar de que aún faltaban más de seis minutos por disputarse.

La amplia diferencia entre ambos equipos propició una cierta relajación de los jugadores locales, pensando en el inminente e importante encuentro de la Liga Endesa ante Unicaja Málaga, en el que están necesitados de lograr un triunfo que los distancie aún más de los puestos de descenso.