ALGUNOS LÍDERES NO HAN ARRIESGADO A NO SER ELEGIDOS

Los candidatos de la lista regional deberán superar el 7% de los votos para obtener escaño

Para entrar en el reparto de los nueve escaños los partidos tienen que obtener el 4 % de los votos, pero aun superando esa barrera no está garantizado uno de esos asientos, de ahí que únicamente los partidos más votados puedan aspirar a representación.

Elecciones 26M - 15/05/2019 EFE
Imagen del antiguo salón de plenos del Parlamento, ahora en obras para colocar los nuevos escaños. Imagen del antiguo salón de plenos del Parlamento, ahora en obras para colocar los nuevos escaños.
Los partidos que no superen el 7 % de los votos válidos en toda Canarias tienen escasas posibilidades de conseguir alguno de los nueve escaños del Parlamento asignados a la nueva circunscripción autonómica que se estrena el domingo 26, según las proyecciones realizadas por Efe a partir de los resultados de anteriores elecciones.

Si la participación fuera como en las elecciones generales del pasado 28 de abril, en las que por primera vez en la historia democrática se superó el umbral del millón de votos válidos (1.058.958), el último escaño a repartir en la lista regional podría situarse por encima de los 74.000 votos.

Aunque no hay precedentes exactos con los que comparar, una simulación con los datos electorales históricos de las nueve elecciones autonómicas celebradas entre 1983 y 2015 aplicado a la nueva circunscripción autonómica revela que el precio en votos del noveno escaño a repartir en la lista regional hubiera oscilado entre el 6,96 % de los votos válidos en 1987 y el 9,04 % de 1999.

Entre esas dos cifras se sitúa el listón para el último escaño de los comicios autonómicos en la lista regional, como por ejemplo en 2015, elecciones en las que de haber existido la circunscripción autonómica el último escaño de los nueve asignados requeriría 66.522 votos, el 7,27 % del total de votos válidos.

En la nueva circunscripción autonómica son electores todos los canarios con derecho a voto y se eligen solo nueve de los 70 escaños del Parlamento de Canarias, de ahí que únicamente los partidos más votados puedan aspirar a obtener representación en esa lista.

Para poder entrar en el reparto de esos nueve escaños, los partidos tienen que obtener un mínimo del 4 % de los votos válidos en la nueva urna específica para esta circunscripción, pero aun superando esa barrera no está garantizado conseguir uno de esos asientos, que se distribuyen según el sistema D'Hont.

Eso explica la cautela de algunas formaciones políticas a la hora de situar a sus líderes en la lista regional, de modo que prefieren no arriesgarse y asegurar su escaño por alguna de las circunscripciones insulares, en las que en principio pueden contar con más posibilidades.

Si se tienen en cuenta los resultados electorales históricos para toda la comunidad autónoma y se realiza un reparto simulado de los escaños de la circunscripción regional, lo más normal habría sido que solamente tres partidos obtuvieran alguno de los nueve escaños.

Así, en seis de las nueves elecciones autonómicas celebradas sólo tres partidos habrían obtenido representación en la lista regional (en las convocatorias de 1983, 1995, 1999, 2003, 2007 y 2011).

En una ocasión habrían entrado cuatro partidos al reparto (1987) y dos veces habrían sido cinco las formaciones políticas con diputados regionales (1991 y 2015).

El escaño más barato para un partido en la circunscripción regional se habría producido en 1987, en las segundas elecciones al Parlamento de Canarias, cuando Alianza Popular habría conseguido su único escaño regional con 46.479 votos, el 6,96 % de los sufragios válidos de entonces.

El segundo escaño más barato para el Parlamento regional no se habría producido hasta 2015, las últimas elecciones autonómicas, en las que Podemos habría conseguido su segundo escaño por la lista regional a un precio en votos de 66.522, el 7,27 % del total de votos válidos.

En esos comicios, Ciudadanos, aunque superaría la barrera del 4 % para entrar en el reparto, no habría conseguido sin embargo escaño en la circunscripción regional, aunque sí habría obtenido dos asientos en el Parlamento, uno por la circunscripción de Tenerife y otro por la de Gran Canaria (con la nuevas reglas electorales que se estrenan el 26 de mayo).

En 2011, elecciones ganadas por el PP, el cuarto escaño por la lista regional asignado a ese partido en esta simulación habría costado 72.345 votos, el 7,99 % de los votos válidos.

En el resto de elecciones, el último escaño de la lista regional se situaría por encima del 8 % de los votos: el 8,28 % en 1983, el 8,20 % en 1991, el 8,20 % en 1995, el 9,04 % en 1999 y el 8,01 % en 2007.

Incluso si se asignaran los nueve asientos autonómicos en función de los resultados de las elecciones generales del 28 de abril de 2019, el último escaño asignado se obtendría en ese rango entre el 7 % y el 8 %, en este caso con el 7,77 % de los votos, 82.236 sufragios, una cifra absoluta bastante respetable debido a la elevada participación.